RETRATO

 

Me gusta experimentar la vida de una persona a través de la lente para mostrar sus emociones su estado interior y si se puede, su alma.

En el momento de disparar es como si hubiera un diálogo entre la cámara y la persona que tengo delante. Yo no existo, sólo dejo que la cámara dispare para capturar la verdadera esencia.

 

Te apuntas?